¿Qué es la quimioterapia y cómo se administra?

0

Una vez que una persona ha sido diagnosticada con cáncer, el tratamiento debe comenzar de inmediato. Por lo general, su equipo de atención médica le indicará los exámenes adicionales y las citas que debe hacer. En la mayoría de los casos, hay tiempo para recopilar información, hablar con su equipo de atención médica y tomar decisiones sobre el tratamiento que es mejor para usted.

Una de las partes más importante del tratamiento del cáncer que se utiliza tanto en las etapas tempranas como avanzadas de la enfermedad es la quimioterapia, estos son fármacos que generalmente se administran por vía intravenosa y se distribuyen por todo el torrente sanguíneo para así llegar a las células malignas localizadas en el área del tumor primario y alcanzar también aquellas que se han desplazado a otras partes del cuerpo.

Cada tipo de tumor tiene un tratamiento específico, en la actualidad existen una gran cantidad de fármacos que se dirigen a puntos distintos del funcionamiento celular y afectan a la célula maligna impidiéndole crecer y reproducirse.

Como cada tipo cáncer tiene un tratamiento distinto, entre todos los fármacos que se pueden utilizar existe uno para ese tipo de cáncer o una combinación de ellos que es considerado un estándar en el tratamiento, la combinación de fármacos en un mismo tratamiento aumenta la probabilidad de que las células cancerosas sean destruidas.

La decisión respecto al tratamiento tendrá como referencia las características particulares del tumor y del paciente, es decir, será individualizada.

Es común también el médico oncólogo le explique los aspectos relacionados a los fármacos que se van a utilizar en su tratamiento, la dosis, la via por la que se van a administrar, la frecuencia de los ciclos de quimioterapia, duración del tratamiento y efectos secundarios.

¿Cómo se administra?

Dependiendo el tipo de cáncer y el tratamiento la administración de la quimioterapia es variable. Para decidir la forma en la que se va a administrar se toman en consideración el tipo de tumor, la localización, las características individuales de cada paciente y del fármaco a utilizar.

La forma más común de administrar los fármacos para quimioterapia es por vía intravenosa, que consiste en colocar un catéter en una vena del antebrazo que se conecta a un sistema de suero donde está preparada la medicación.

Como mencionamos anteriormente la forma de administrar la quimioterapia va relacionada con el tipo de cáncer y el tipo de fármaco que se va a utilizar en el tratamiento, otras vías de administración son:

Vía Oral – cuando el medicamento antitumoral va preparado en capsulas o pastillas y el paciente lo tiene que tomar en casa de acuerdo a las indicaciones de su oncólogo.

Vía Intracavitaria – en esta la quimioterapia llega a través de un catéter hasta la cavidad torácica o abdominal.

Vía Intratecal – cuando el fármaco se inyecta dentro del canal espinal, si hay presencia de células malignas o existe riesgo de afectación del sistema nervioso.

Vía Intraarterial – consiste en aplicar en medicamento en una arteria para que el efecto se produzca en la zona que irriga esta arteria.

Vía Intralesional – la medicación se aplica mediante una aguja dentro del tumor.

Vía Intramuscular – cuando el fármaco se inyecta en un musculo a través de una aguja.

Vía Tópica: el medicamento se aplica directamente en el área de la piel en que esta el tumor.

Como podemos ver existen varias formas de aplicación del tratamiento de quimioterapia, cada una adaptada al tipo de cáncer y la condición del paciente. La mayoría de los pacientes reciben quimioterapia de forma ambulatoria en el hospital de dia. En ciertas ocasiones es necesario que el paciente permanezcaingresado para la administración del tratamiento debido a la complejidad del mismo.

Efectos secundarios o la necesidad de un control más exhaustivo de la evolución del paciente, esto es determinado por el equipo multidisciplinario que trata el caso de cada paciente.

En Cápsulas

¿Porqué la quimioterapia tiene efectos secundarios?

La función de la quimioterapia es destruir las células cancerosas que se dividen rápidamente. Los fármacos que se emplean para el tratamiento del cáncer, no distinguen entre las células malignas y las células sanas y estas últimas también resultan afectadas, por lo tanto podemos decir que los efectos secundarios de la quimioterapia son el resultado que esta produce a los tejidos sanos.

¿Qué tan fuertes son los efectos de la quimioterapia?

La gravedad de los efectos secundarios va a depender del tipo de medicamento, la dosis que se administre, el estado físico del paciente y su situación emocional. Debemos tener presente que no siempre una persona experimenta todos los efecto secundarios del tratamiento, alguno pacientes presenta poco efectos o ninguno. Otros efectos son predecibles y se pueden evitar con medicación, medidas de higiene y dietéticas.

EL DATO

Servicio de Oncología
Médica INCART
Instituto Nacional del Cáncer Rosa Emilia Sánchez Pérez de Tavares (INCART)

Share.

About Author

Leave A Reply